Una nueva mascota en casa

una nueva mascota en casa

La decisión de adquirir un gato-bien sea adoptándolo o comprándolo- ha de ser una decisión consensuada y razonada entre todos los miembros de la familia y no como consecuencia de un impulso o la insistencia de uno de sus miembros. A continuación explicamos algunos conceptos básicos a la hora de la llegada de un nuevo gato a casa.

De todos es sabido los beneficios y bondades de la tenencia de mascotas : ayuda al desarrollo emocional de un niño o adolescente, establecimiento de un vínculo emocional, desarrollo de la responsabilidad y la autoestima, una nueva motivación en las personas ancianas, etc… Sin embargo es cierto que la sociedad es cada vez más exigente en cuanto a una tenencia responsable tanto en términos de convivencia (limpieza de las calles, molestias por los ladridos…) como de protección animal (condiciones de alojamiento, de salubridad…).

Debemos tener en cuenta por tanto que los gatos suponen una dedicación de tiempo y generan unos gastos (vacunaciones, alimentación, enfermedades, etc…) que hemos de valorar previamente aunque siempre dan más de lo que cuestan.

En cuanto a la especie de animal a elegir hemos de tener en cuenta que normalmente un gato necesita algo menos de atención que un perro ya que no es necesario sacarlo a pasear y que suelen ser más independientes que éstos.

Antes de adquirir a nuestra mascota la experiencia y el consejo del veterinario se convierte en una gran ayuda de cara a saber elegir la opción acertada. Una vez tomada la decisión él será quien nos enseñe todo lo relacionado con el cuidado y aprendizaje de nuestra mascota y resuelva nuestras lógicas dudas de «padres primerizos».

El adquirir un gato comprándolo en un establecimiento o por el contrario adoptar uno de la perrera municipal, un centro de acogida o de alguien que no puede hacerse cargo de él es una decisión muy personal. La principal diferencia (además del coste económico claro) normalmente estará en que el gato será un animal de raza o un gato común.

En el caso de losgatitos de raza (con o sin pedigree) una de las ventajas es el que se sabe como serán de mayores (en cuanto a tamaño y aspecto físico), que suelen ser bonitos (aunque sobre gustos ya se sabe) y que nos podemos hacernos una idea del carácter en función de su raza (aunque no siempre se cumple) ya que se seleccionan normalmente no solo por la belleza sino también por el carácter.

Una vez tengamos claro si preferimos adoptar o comprar a nuestro futuro gato existen unos sencillos consejos que nos ayudarán en nuestra elección:

*  Edad del animal: un gatito es siempre adorable aunque necesitará de mayor atención y esfuerzo sobretodo en cuanto a su educación. Por el contrario un gato adulto que haya recibido algo de educación necesitará en principio menor dedicación y le estaremos además dando otra oportunidad. Si nos decidimos por un gatito  debemos tener en cuenta que no han de separarse de la madre antes de las 7 u 8 semanas de edad.

* Macho o hembra: esto dependerá de las preferencias de cada uno. Ambos pueden ser compañeros ideales y si bien es cierto que el macho puede marcar cuando no está castrado, la hermbra tendrá celos continuos cuando tampoco lo está , por lo que en ambos la castración será necesaria.

* Meditar qué características buscamos en nuestro gato (tamaño, tipo de pelo, carácter, etc…) en función de las nuestras propias (modo de vida, tipo de vivienda, tiempo disponible, etc…).

* En caso de adoptarlo debemos dejarnos aconsejar por el personal del centro ya que conocen la historia del gato y quizás su carácter.

* Estudiar si es posible antes al gato sin que nos observe, ver si se mueve o permanece en un rincón aislado (posible signo de enfermedad), si tiene los cuartos traseros manchados (diarrea), su reacción a los ruidos, estado del pelo (que no tenga alopecias), presencia de legañas, etc…

* Intente determinar el carácter del gato , ¿es juguetón?, ¿tímido?, ¿desconfiado?, ¿activo?, ¿agresivo?

¿Qué he de hacer para adoptar a un gato?

Lo ideal es contactar con un centro cercano bien sea uno tipo refugio o protectora o bien un centro municipal. En el caso de los refugios lo habitual es que deseen conocerte y valoren tu experiencia para poder aconsejarte mejor.

Una vez seleccionada la mascota siguiendo los consejos antes mencionados y tras aportar el DNI se suele firmar un contrato de adopción con una serie de compromisos:

*Cuidar del gato proporcionándole una adecuada alimentación, educación y atención veterinaria.

*Cumplir con la legislación sanitaria vigente en cuanto al censar, vacunar e identificar. Algunos centros los entregan ya identificados y con parte de las vacunas.

*No traspasar al gato sin el conocimiento del centro y lógicamente no abandonarlo.

*Esterilizarlo, algo que en ocasiones se hace cargo el centro.

El coste de la adopción es variable, en las protectoras suelen pedir un donativo mínimo para su propio mantenimiento y para sufragar los gastos. En los centros municipales se entrega de forma totalmente gratuita con el microchip ya puesto, vacunado y desparasitado.

¿Qué consejos he de seguir a la hora de comprar un gato?

una nueva mascota en casaAdemás de los ya indicados, en el caso de decidirse por la compra de un gato conviene seguir una serie de consejos:

* Visitar el criadero y ver en que condiciones los tienen, que alimentación les dan, cuales son sus padres y como son, etc… siempre será mejor tratar directamente con el criador que con un mero intermediario.

* Informarse del estado del salud del gato, su edad, sexo, raza y todo lo referente a las vacunaciones, desparasitaciones, identificación, etc…

* Infórmese de los posibles problemas hereditarios de la raza y si se pueden determinar antes de comprarlo. Asegúrese de que el animal está garantizado frente a esos posibles defectos.

* Buscar gatos que hayan sido correctamente socializados. Gatitos separados a una edad muy temprana de su madre y que no han tenido más contacto con sus hermanos son susceptibles de padecer problemas de comportamiento.También es importante que hayan tenido contacto  con personas desde edad muy temprana.

* Ser prudentes y como hemos comentado con anterioridad meditar nuestra decisión sin dejarse llevar por el encanto de un gatito.

¿Y una vez he adquirido mi nuevo compañero qué he de hacer?

Una de las primeras medidas debería ser llevarlo al veterinario (ver artículo «Como elegir a mi veterinario») poco después de adquirirlo, quien tras un examen general nos informará acerca del estado de salud real del gato.

Él resolverá todas nuestras preguntas y le asesorará acerca de su educación, alimentación, prevención de enfermedades, etc… a la vez que pondrá al día el plan de vacunación y desparasitación en caso de que sea necesario o bien nos informará de cuando habría que hacerlo. Siempre es recomendable realizar un análisis de heces del gatito en la primera visita por lo que puedes llevar una muestra de heces al veterinario para su análisis en esa primera revisión.

Consejos útiles de cara a la llegada de una mascota a casa:

* Al llegar a casa deje libremente que el gato pasee e investigue cuanto le plazca. No conviene atosigarlo con caricias, exclamaciones, etc… ya que puede asustarse.

* Proporciónele siempre agua limpia a su disposición y un pienso equilibrado de calidad en función de su edad, actividad y raza (tamaño). No es conveniente cambiarle en los primeros días de pienso por lo que debemos solicitar que nos proporcionen un poco del que estaba tomando o adquirir un saco nosotros mismos. Ya habrá tiempo de ir cambiándole de pienso siempre de forma progresiva.

* Proporcionarle tanto alimento seco (pienso) como alimento húmedo (latitas).

* No es necesario bañar a nuestros gatos ya que ellos mismos se acicalan con el lamido.

* Facilítele un lugar para descansar tranquilo, seco y limpio, alejado de corrientes. Puede colocarle un cesto y en su interior una manta o un cojín.

* Habilite una zona para que haga sus necesidades. Una bandeja con arena aglomerante será suficiente para el gato (aprenden por si solos la mayoría de las veces). Es importante elegir una bandeja de arena adecuada (las bandejas de arena tapadas están desaconsejadas), de un tamaño adecuado y con una arena adecuada.

* Mire su casa desde el punto de vista del gato (incluso poniéndose a 4 patas y observando alrededor!!) para detectar cualquier peligro tentador para el gatito: hilos, cuerdas, plásticos, etc… y ponerlos fuera del alcance del mismo.

* La educación del gato es algo esencial no solo en cuanto a aprender a realizar sus necesidades en un lugar apropiado. La clave está en la paciencia y perseverancia y no ceder jamás. Siempre será mejor premiar las acciones buenas mediante caricias, halagos, premios, etc… que castigar las acciones negativas (por supuesto sin utilizar la violencia ya que además resultará contraproducente). La educación es cosa de todos no solo de un miembro de la familia de nada sirve que uno se esfuerce en educarlo si el resto lo malcría.

* Enséñele a quedarse solo en casa sin causar destrozos ni molestar a los vecinos. Se puede comenzar por unos minutos en una habitación y así ir acostumbrándolo de manera gradual. Siempre será bueno proporcionarle algún juguete mientras tanto

* Acostumbre a cepillar a su gato de forma diaria (pelo largo) o 1 o 2 veces por semana (pelo corto).

* Acostumbre al gato al transportín de pequeño dejándolo en un lugar accesible para él.

En definitiva son múltiples los consejos que se pueden dar como múltiples son las dudas que asaltan a unos «padres primerizos». El veterinario será su asesor más cualificado para resolverlas por lo que no debe dudar en consultar con el todas ellas.

una nueva mascota en casaSi desea adoptar a un gato visitar la sección «Adopta un gato» y aprovechar nuestro servicio gratuito de asesoramiento en adopciones.

Si tiene cualquier duda puede contactar con nosotros y estaremos encantados de ayudarle.

Leave Comment