“Tengo la casa llena de pelos…”

Todo sobre la muda no estacional de nuestras mascotas

Hoy vamos a adentrarnos en el fascinante mundo de la muda ya que sois muchos los que nos preguntáis en referencia a este tema.  Vamos a tratar de explicarlo de la forma más completa posible intentando solucionar así todas vuestras dudas… ¡¡vamos allá!!

¿Qué es la muda?

Es el cambio de pelo que realiza nuestra mascota para adaptarse a los cambios propios de las estaciones. Esto ocurre sobre todo en Primavera y en Otoño. De esta forma, en primavera si os fijáis veréis que vuestro perro o gato se desprende del tupido abrigo de invierno para dar paso a un pelo más ligero de cara al verano y por lo contrario en otoño, le vuelve a crecer abundantemente el pelo que le protegerá del frío.

El cepillado regular de la mascota es esencial para eliminar todo el pelo muerto

En realidad en la actualidad, nuestras mascotas pasan mucho más tiempo en casa con nosotros que en la calle o al aire libre. Dentro de casa es habitual disfrutar de temperaturas templadas gracias al aire acondicionado en verano y calefacción en invierno. Esto hace que no terminen de aclimatarse a los cambios del exterior y por lo tanto esto provoca la muda no estacional y con ellos la pérdida de pelo durante todo el año siendo más abundantes en épocas claves como la Primavera o el Otoño.

La muda de pelo es común a todos los perros aunque existen algunas razas más propensas ya sea por razones hormonales o genéticas. Las hembras, por ejemplo, tienen a mudar el pelo coincidiendo con el periodo del celo, sin embargo, los perros castrados pueden mudar el pelo durante todo el año. Existen razas como el caniche a las cuales les crece el pelo de forma constante.

También existen algunas razas de perros que son menos propensas a la muda del pelo como por ejemplo: bichón, schnauzer, yorkshire, shih tzu, perro de aguas, caniche, etc… son razas que no tiran excesivo pelo pero eso no quiere decir que no requieran del cuidado de su manto en forma de cepillado continuo, baños, etc…

¿Cómo puedo reducir la muda de pelo de mi mascota?

Aunque la muda del pelo no se puede impedir, se pueden usar algunos métodos  para limitar un poco este proceso:

Un pienso de calidad es esencial para prevenir la caída excesiva de pelo en nuestras mascotas

1) Cuida su alimentación, dale una dieta saludable: Hay piensos que a pesar de que los venden como si tuviesen una gran cantidad de carne y proteínas se componen en mayor porcentaje de cereales como pueden ser el maíz o el trigo. Estos piensos no solos son de mala calidad a nivel nutricional si no que pueden afectar también a salud de vuestro perro (y no solo a su pelaje, que también) Lo ideal es asegurarse de adquirir un buen pienso donde la carne deshidratada y las proteínas encabecen la lista de ingredientes, de esta manera, no solo vamos a ayudar a nuestra mascota a tener una piel y un pelaje sano si no que vamos a favorecer su digestión y van a estar mejor alimentados. También podemos darle una dieta que se componga de pescado azul como el salmón que gracias a su contenido en Omega 3 ayuda a mantener el pelo sano y fuerte. Para saber más acerca de la alimentación de tu mascota puedes leer La alimentación de nuestras mascotas, el pilar básico.

2) Ofrécele siempre agua fresca: La deshidratación puede tener un impacto negativo en la salud de nuestra mascota y en su preciosa melena.

3) Cepilla su pelo con regularidad: No te asustes si en cada sesión de peluquería acabas con un cepillo lleno de pelos, a tu mascota esto le viene genial. Le ayudas a deshacerse del pelo muerto que no ha terminado de caerse y además extiendes su sebo por todo el pelaje para mantenerlo nutrido.

El exceso de baño puede perjudicar la calidad del manto

4) Los baños en su justa medida: Entendemos vuestra preocupación por mantener a vuestra mascota limpia, pero no es necesario bañarlo todas las semanas, además es perjudicial para su piel y su pelo, no deberíamos excedernos de 1 o 2 baños al mes.

5) No dejes que tu mascota sea el hogar de los parásitos: Desparasitarlo con regularidad tanto interna como externamente también hace que el pelo de vuestra mascota se mantenga sana. Un perro con pulgas y/o garrapatas se rasca mucho debido al desazón de las picaduras y esto puede provocar caída del pelo, dermatitis, piel seca, caspa, heridas…  

6) Mantén su estrés a raya: Los perros y gatos sometidos a demasiado estrés también sufren perdida de pelo. Intenta ofrecerle un entorno tranquilo y mantener sus rutinas como las salidas a pasear o la hora de la comida o juego.  

El uso de suplementos con ácidos grasos es una herramienta útil a la hora de prevenir la caída excesiva de pelo en nuestras mascotas

7) Dale suplementos: Siempre bajo supervisión de un veterinario, que es quién mejor te puede aconsejar sobre estos temas, puedes administrarle suplementos de ácidos grasos omega 3 que conseguirá revitalizar el pelo y la piel favoreciendo que la muda sea más breve y no dure todo el año.   

8) Observa: Normalmente achacamos la caída del pelo a la muda pero… ¡ojo! también puede ser síntoma de enfermedad. Vigila si la pérdida de pelo es general o localizada, si presenta lesiones o se acompaña  de otros signos clínicos como pueden ser picor o rascado ya que nuestras mascotas padecen multitud de problemas dermatológicos. También una falta de pelo puede estar relacionado con otro tipo de enfermedades no dermatológicas que producen síntomas tales como aumento de apetito, aumento de la sed, aumento de la micción (número y/o cantidad), etc… A la más mínima sospecha de que algo no funciona como debería, la visita al veterinario es obligada y necesaria. 

9) Evita cortar el pelo a menudo: La visita a la peluquería puede ser la mejor manera de deshacerse de todo el pelo muerto, pero recuerda que nuestras mascotas necesitan su pelaje y especialmente su subpelo, es lo que les protege en invierno del frío y en verano de los rayos solares y les ayuda a regular su temperatura corporal.  Por este motivo desaconsejamos rapar excesivamente a nuestros perros ya que pueden quemarse con los rayos solares o pasar más frio en invierno. El pelo protege al perro de los rayos solares manteniendo la temperatura corporal del perro más baja en verano.

Con estas recomendaciones para controlar la muda en nuestras mascotas damos por finalizada esta entrada en nuestro blog. Esperamos que os haya gustado y que hayamos resuelto todas vuestras dudas. Si os ha quedado alguna u os han surgido nuevas dudas no tengáis problema en poneros en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudaros.  

Leave Comment