La peritonitis infecciosa felina (PIF)

Una infección vírica maldita para los gatos

peritonitis infecciosa felina

En esta entrada hablaremos sobre la peritonitis infecciosa felina o PIF, una de las enfermedades infecciosas más importantes de las que pueden afectar a los gatos, verdadero quebradero de cabeza para los veterinarios tanto a la hora de su diagnostico como a la hora del tratamiento.

¿Quien es el causante de la PIF?

La peritonitis infecciosa felina está causada por la mutación de un virus felino común y por otro lado poco importante, denominado coronavirus entérico felino. Estas mutaciones hacen posible que el virus infecte las celulas del sistema inmune denominadas macrófagos y que prolifere. Solo un porcentaje bajo de gatos infectados por el coronavirus desarrollarán la peritonitis infecciosa felina.

¿Es común la peritonitis infecciosa felina?

Se estima que el PIF afecta a un 1.3% de los gatos a nivel mundial considerandose la mayor causa infecciosa de muerte en gatos jovenes en refugios y criaderos felinos.

¿Como afecta la PIF?

Existen dos formas de PIF, el húmedo y el seco. Los gatos suelen presentar inicialmente una de las formas que evoluciona posteriormente a la otra. En el PIF húmedo, el fluido resultante de la inflamación se acumula principalmente en el abdomen y en menor medida en tórax. Ocasionalmente lo hace en otros lugares como el pericardio o el escroto. En el PIF seco, el gato desarrolla lesiones similares a tumores (granulomas) en el abdomen, tórax, ojos y/o cerebro. Los signos clínicos iniciales de la peritonitis infecciosa felina incluyen la fiebre, pérdida de apetito, pérdida de peso y decaimiento. Aquellos gatos afectados de PIF neurológico pueden desarrollar una falta de coordinación, convulsiones y demencia. La enfermedad a nivel ocular puede originar inflamación, decoloración y turbidez a nivel ocular afectando a la visión del gato.

¿Como se diagnostica la PIF?

No es existe un test sencillo que pueda diagnosticar cada caso de PIF sin error. Por este motivo el diagnostico se hace a menudo a través de una serie de indicios del historial y el examen físico del gato, junto a una serie de pruebas diagnosticas.

¿Que tratamiento tiene la peritonitis infecciosa felina?

Muchos gatos con PIF son eutanasiados. Otros reciben tratamiento sintomático con la escasa esperanza de que el propio sistema inmune del gato combata la infección. Hasta no hace mucho no existía ningún tratamiento capaz de frenar el avance de la enfermedad. Actualmente existen novedades esperanzadoras en cuanto a nuevos tratamientos para la peritonitis infecciosa felina se refiere.

¿Existe vacuna para la PIF?

Aunque existe una vacuna frente a la PIF se considera de eficacia cuanto menos discutible y útil solo en aquellos casos de gatos negativos a coronavirus que vayan a ser introducidos en un ambiente endémico.

Esperamos que estas lineas acerca de la peritonitis infecciosa felina (PIF) te sean de ayuda, si tienes alguna duda al respecto o quieres consultarnos tu caso no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de poder ayudarte.

Leave Comment