Como cuidar a mi perro y gato en invierno

Consejos para hacerle más llevadera la temporada fría a tu mascota

El invierno se aproxima y con él el frío se acerca.  Sois muchos los propietarios que nos preguntáis en la clínica acerca de los cuidados que debéis llevar a cabo en esta época del año en relación a vuestras mascotas. Pues bien, en esta entrada de nuestro blog vamos a daros una serie de recomendaciones para que tanto perros como gatos pasen esta fría estación lo mejor posible.  

Animales más sensibles al frío

A pesar de que el frío afecta a todos, es importante prestar más atención en el caso de que tengamos algunos de estos animales:

Los cachorros son más sensibles al frío

  • Cachorros: los cachorros no son capaces de termorregular su temperatura como lo hace un animal adulto, hecho que deberemos tener en cuenta para evitar que se nos ponga enfermo en invierno, extremando su exposición a temperaturas bajas.
  • Animales mayores: al igual que pasa con un animal muy joven, un animal mayor no presenta la misma capacidad para poder termorregular su temperatura. Además, estos animales suelen tener con frecuencia ciertas afecciones (conocidas o no) que pueden verse acentuadas con el frío.  Si quieres saber como de mayor es tu gato consulta nuestra entrada ¿Cuanto vive un gato?
  • Animales con distintas patologías: procesos respiratorios, artrosis, etc…
  • Razas pequeñas: tendrán una mayor pérdida de calor de su cuerpo en relaciona su tamaño  
  • Animales con poco pelo o ausencia del mismo.

Consejos para que nuestras mascotas pasen un buen invierno

A continuación os mostramos una serie de consejos para que nuestras mascotas pasen el invierno de una forma feliz y sana: 

El ejercicio físico es esencial también en invierno

  1. Estimula su ejercicio físico: Igual de importante: cuando llega el frío a todos nos apetece manta y sofá pero el ejercicio de forma regular de nuestras mascotas será igual de importante que cuando lo hacemos en épocas más cálidas. Si reducimos o incluso eliminamos el ejercicio en nuestras mascotas pueden sufrir graves periodos de estrés que se vean repercutidos finalmente en su comportamiento. por ello, un buen abrigo en caso necesario y un buen paseo de nuestro amigo ayudará a que se mantenga sano y feliz y además le ayudará a prevenir el sobrepeso clásico asociado a la falta de actividad.
  2. Mantenerlo seco y calentito: Imaginaos lo que sería lavarnos con agua fría y no tener un secador para poder secarnos el pelo de forma rápida ¿pasaríamos frío verdad? Pues nuestras mascotas también. Por ello, si decidimos bañarlos, debemos hacerlo con agua a una temperatura adecuada y siempre siempre secarlos bien para evitar que enfermen. 

    Las mascotas con escaso pelo son también más sensibles al frío


  3. Ojo con los cambios bruscos de temperatura: Cuando nosotros salimos a la calle nos ponemos abrigo, bufanda, , pero nuestro perro no. Por ello, cuando vayamos a sacarlos a pasear intentar dejarlo un ratito antes en una zona de la casa sin calefacción para que no se produzca un cambio brusco de temperatura de estar en la casa con la calefacción puesta a salir a la calle.
  4. Cuida su alimentación: El pienso alimento balanceado de calidad es la mejor opción para asegurar que tu mascota reciba las calorías óptimas y los nutrientes necesarios para que se mantenga saludable.Una alimentación adecuada es particularmente importante ya que en invierno es necesario producir más energía para tolerar la baja temperatura. Esto se logra fácilmente si recibe un alimento balanceado adecuado para sus necesidades especiales. No es necesario darle ningún suplemento adicional, al menos que lo indique el veterinario por algún problema de salud. Además de proporcionarle a tu mascota una dieta balanceada, asegúrate que siempre tenga agua fresca para beber incluso en lugares nevados y fríos. Si quieres profundizar sobre la importancia de la alimentación puedes hacerlo en nuestra entrada La alimentación de nuestras mascotas, un pilar básico.

    Ojo con las fuentes de calor y las quemaduras

     

  5. Cuidado con las quemaduras: A todos nos gusta ponernos cerca de la calefacción cuando hace frío, incluida a nuestras mascotas. Por ello, evita ponerles su cama o lugar de descanso en zonas muy cercanas a la calefacción para evitar las quemaduras. Además, si el animal se encuentra en una zona de la casa que está calentita y no justamente pegado al radiador, los cambios de temperatura que se produzcan cuando lo saques a la calle serán mucho menores.

Esperamos que esta entrada os sea de utilidad para poder darle a tu mascota los mejores en invierno. Teniendo en cuenta todos estos consejos…tu mascota estará preparada para el frío!! 

Leave Comment